Skip to content

Reconstrucción mamaria microquirúrgica

reconstrucción mamaria

En qué consiste la Reconstrucción mamaria microquirúrgica

Actualmente, la reconstrucción de mama tras una mastectomía, bien sea parcial o completa, se considera parte esencial en el tratamiento global del cáncer de mama, tanto de forma inmediata como diferida. Existen diversas técnicas quirúrgicas para realizar la reconstrucción mamaria como son los expansores, las prótesis de mama, injertos de grasa autóloga (lipofilling de mama) o la reconstrucción microquirúrgica de la mama (autóloga).

La reconstrucción microquirúrgica es el gold standar de la reconstrucción mamaria. Nos permite obtener resultados lo más naturales posibles tras una mastectomía porque se va a reconstruir la mama con tejidos del propio organismo (reconstrucción autóloga). Existen diversos tipos de reconstrucción mamaria autóloga, siendo la más frecuente la que obtiene la piel y grasa del abdomen (DIEP).

La reconstrucción mamaria inmediata o diferida con un colgajo tipo DIEP, es decir, de piel y grasa abdominal, nos permite modelar y dar forma a la mama siendo lo más parecida a la mama normal, tanto a nivel de tacto como consistencia. La cicatriz de la zona donante se intenta realizar lo más baja posible (próxima al pubis) para que pueda pasar desapercibido con la ropa interior. A nivel del pecho el modelaje depende de si es inmediato o diferido y del volumen previo de mama existente, por ejemplo, pacientes inmediatas con gran cantidad de mama se puede realizar una reconstrucción con tejido propio y un patrón de reducción para corregir el volumen previo, reposicionar el lugar del pezón y mejorar la ptosis preexistente.

Existen otras zonas donantes disponibles como puede ser la cara interna de los muslos, región lumbar, glútea, etc. Debemos valorar cada caso para realizar la mejor reconstrucción. Es muy importante tener en cuenta que una reconstrucción de pecho adecuada supone un refuerzo en la autoestima de la paciente y en su feminidad. La paciente estará satisfecha con su reconstrucción y, por tanto, será un paso más en la lucha global contra el cáncer y su curación.

Las ventajas de este método de reconstrucción mamaria radican en que nos permite obtener un resultado duradero en el tiempo (al ser tejido del propio organismo su evolución tendrá un comportamiento parecido al pecho sano), una vez se simetriza con el pecho contralateral no serán necesarias cirugías adicionales (por ejemplo, en el caso de reconstrucción con prótesis mamarias se requierá recambios de la misma), tacto muy parecido a la mama sana y no interfiere con otros tratamientos como la radioterapia ni la quimioterapia. Además, se podría considerar una ventaja la abdominoplastia asociada para mejorar el propio contorno abdominal en el caso del DIEP.

Las desventajas de estas técnicas quirúrgicas son el alto grado de complejidad y exigencia que suponen, siendo muy pocos los cirujanos que se han formado y entrenado en estos procedimientos; tiempo quirúrgico largo de unas 6 horas aproximadamente, incluso pudiendo llegar a más duración si la reconstrucción es bilateral o la cicatriz en la zona donante, aunque como ya comentamos, son cicatrices que se suelen ocultar para que no sean visibles.

La experiencia del doctor Robustillo en reconstrucción de mama nos permite afirmar que, gracias al alto éxito alcanzado en las reconstrucciones (95%) junto con la alta satisfacción de las pacientes, la reconstrucción mamaria autóloga debe ser el gold standard de reconstrucción y se debe ofrecer como parte del tratamiento integral en la lucha contra el cáncer.

Preguntas freqüentes de la Reconstrucción mamaria microquirúrgica

Reconstrucción mamaria microquirúrgica

En qué consiste la Reconstrucción mamaria microquirúrgica

Actualmente, la reconstrucción de mama tras una mastectomía, bien sea parcial o completa, se considera parte esencial en el tratamiento global del cáncer de mama, tanto de forma inmediata como diferida. Existen diversas técnicas quirúrgicas para realizar la reconstrucción mamaria como son los expansores, las prótesis de mama, injertos de grasa autóloga (lipofilling de mama) o la reconstrucción microquirúrgica de la mama (autóloga).

La reconstrucción microquirúrgica es el gold standar de la reconstrucción mamaria. Nos permite obtener resultados lo más naturales posibles tras una mastectomía porque se va a reconstruir la mama con tejidos del propio organismo (reconstrucción autóloga). Existen diversos tipos de reconstrucción mamaria autóloga, siendo la más frecuente la que obtiene la piel y grasa del abdomen (DIEP).

La reconstrucción mamaria inmediata o diferida con un colgajo tipo DIEP, es decir, de piel y grasa abdominal, nos permite modelar y dar forma a la mama siendo lo más parecida a la mama normal, tanto a nivel de tacto como consistencia. La cicatriz de la zona donante se intenta realizar lo más baja posible (próxima al pubis) para que pueda pasar desapercibido con la ropa interior. A nivel del pecho el modelaje depende de si es inmediato o diferido y del volumen previo de mama existente, por ejemplo, pacientes inmediatas con gran cantidad de mama se puede realizar una reconstrucción con tejido propio y un patrón de reducción para corregir el volumen previo, reposicionar el lugar del pezón y mejorar la ptosis preexistente.

Existen otras zonas donantes disponibles como puede ser la cara interna de los muslos, región lumbar, glútea, etc. Debemos valorar cada caso para realizar la mejor reconstrucción. Es muy importante tener en cuenta que una reconstrucción de pecho adecuada supone un refuerzo en la autoestima de la paciente y en su feminidad. La paciente estará satisfecha con su reconstrucción y, por tanto, será un paso más en la lucha global contra el cáncer y su curación.

Las ventajas de este método de reconstrucción mamaria radican en que nos permite obtener un resultado duradero en el tiempo (al ser tejido del propio organismo su evolución tendrá un comportamiento parecido al pecho sano), una vez se simetriza con el pecho contralateral no serán necesarias cirugías adicionales (por ejemplo, en el caso de reconstrucción con prótesis mamarias se requierá recambios de la misma), tacto muy parecido a la mama sana y no interfiere con otros tratamientos como la radioterapia ni la quimioterapia. Además, se podría considerar una ventaja la abdominoplastia asociada para mejorar el propio contorno abdominal en el caso del DIEP.

Las desventajas de estas técnicas quirúrgicas son el alto grado de complejidad y exigencia que suponen, siendo muy pocos los cirujanos que se han formado y entrenado en estos procedimientos; tiempo quirúrgico largo de unas 6 horas aproximadamente, incluso pudiendo llegar a más duración si la reconstrucción es bilateral o la cicatriz en la zona donante, aunque como ya comentamos, son cicatrices que se suelen ocultar para que no sean visibles.

La experiencia del doctor Robustillo en reconstrucción de mama nos permite afirmar que, gracias al alto éxito alcanzado en las reconstrucciones (95%) junto con la alta satisfacción de las pacientes, la reconstrucción mamaria autóloga debe ser el gold standard de reconstrucción y se debe ofrecer como parte del tratamiento integral en la lucha contra el cáncer.

Preguntas freqüentes de la Reconstrucción mamaria microquirúrgica

Nuestros resultados
antes y despúes de la intervención

reducción pecho reducción pecho
reducción pecho reducción pecho

Pide una cita

    Acepto las condiciones de uso y política de privacidad

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
    Privacidad